• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

January 17, 2018

Please reload

Entradas recientes

YA LLEGA LA PRIMAVERA Y NUESTROS COLEGAS PELUDOS ESTÁN DE PLENO EN LA ESTACIÓN DE RASCARSE...

February 20, 2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Vida de perros

January 17, 2018

 

 

 

Este artículo se lo dedico todos los animales del mundo y en especial a los perros, para que sean respetados en todos los ámbitos de su vida y a sus dueños, para que tomen conciencia de ello. Fuente: libro " Animales y Flores de Bach" A. Paramio.

Si no tratamos a un perro como si fuera una cabra o un caballo, ¿por qué lo hacemos como si fuera un niño? Seguramente porque desplazamos nuestra necesidad de dar y de recibir amor en esos seres maravillosos. 

Es muchísima la gente que se vuelcan en ellos para darles afecto, chuches, juguetes, pero casi nunca, se les da lo que necesitan: un territorio, un grupo social y la posibilidad de explorar.

Al incorporar a los animales a nuestro entorno, inevitablemente afectamos a las pautas de comportamiento heredadas que tan firmemente están fijadas en su código genético. Nuestra civilización es la causante de que algunas de nuestras mascotas no estén equilibradas emocionalmente. 

El entorno que les ofrecemos les afecta negativamente y esto se agrava aún más, debido a los errores de manejo que cometemos al comunicarnos con ellos y a la visión antinatural que tenemos de ellos al tratarlos como niños. 

Al lo largo de la historia los perros han demostrado tener una enorme capacidad de adaptación; existen razas que se han desarrollado en el desierto como Sloughi y otras que se han adaptado en el polo norte como Husky y Alaskan. Los problemas de conducta entonces se deben, a los errores de manejo, a que la comunicación entre el perro y el dueño no es la correcta y a que la mayoría de los perros no tienen oportunidad de explorar diariamente en libertad.

A consecuencia de esto se desestabilizan emocionalmente. 

Los perros están genéticamente programados para vivir en una manada y encontrar su lugar en la escala social de la misma; además su principal sentido en la Naturaleza es el olfato y necesitan imperiosamente explorar. 

Pues bien, les obligamos a vivir en un territorio pequeño, les prohibimos que lo marquen con la orina, les prohibimos que se relacionen con sus congéneres por miedo a que contraigan enfermedades cuando son cachorros o a que se peleen cuando son adultos. Reducimos su exploración a un corto paseo atados a una correa y, en la mayor parte de los casos, los mantenemos en pisos en los que conocen todos los estímulos existentes en ellos de forma que necesitan usar la vista, ( su sentido más pobre) para poder identificar u analizar los estímulos provenientes del exterior que perciben a través del oído.

Si a esto unimos la mala costumbre que tenemos de tratarlos como niños, es evidente que los estamos condenando a tener problemas emocionales. 

Los humanos también necesitamos el contacto con la Naturaleza, de hecho organizamos escapadas de vez en cuando para ir al mar o a la montaña. Pero la gran diferencia es que nosotros podemos entender que la vida es así en las grandes ciudades, pero los animales no porque sus cerebros están gobernados por pautas de comportamiento heredadas y todo lo que no se ajuste a ellas, les causa problemas emocionales porque no ven satisfechas sus necesidades y esto les produce frustración....(continuará).

Hasta aquí os dejo esta valiosa información de un experto en conducta animal y Flores de Bach, las grandes aliadas para tratar nuestros problemas emocionales y los de nuestros colegas caninos.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags